Deja que tu luz brille

BLOG


De evento en evento y otro evento

27 May / Deja tu comentario 0

De evento en evento y otro evento

DE EVENTO EN EVENTO … Y OTRO EVENTO!!

Por DIOOOOR y el espíritu de Chanel!! las manos a la cabeza, presas del pánico, colapso neuronal… y por supuesto la más divertida de todas… ¡PERO SI NO TENGO NADA QUE PONERME!, éstas son sólo algunas de las reacciones más típicas que sufrimos las mujeres cuando nos llegan a nuestras manos u oídos las correspondientes invitaciones para eventos de cualquier tipo.

Pero eso sí… no faltamos a ninguna, y me parece perfecto, como debe ser… ¿o sólo la Jet-Set se va a permitir esos caprichos de ir derrochando elegancia y glamour? Está claro que ellos no escatiman en gastos, pero os aseguro que no es imprescindible dejar seca la visa para poder hacerte con el título de la más elegante o mejor vestida del lugar.

¿Cómo…? Ahora lo vamos a ver…

Vayamos por partes, antes de liarnos la manta a la cabeza y empezar a recorrer los metros de tu habitación en modo cohete presa de la histeria, debemos tener claro los siguientes puntos:

  • Define tu estilo, vale que te guste todo pero todo no te lo puedes poner. Ayúdate de revistas para saber que se lleva, habrá modelos que llamen tu atención y te hagan descartar y escoger.
  • Se sincera con tu figura, de lo que hayas elegido después de curiosear mil veces el millón de revistas que has adquirido, selecciona sólo aquello que más y mejor partido le saque a tu cuerpo.
  • Olvídate de seguir a raja tabla los cánones de la moda o tendencia, lo que no te va… no te va por muy de moda que esté.
  • Existen protocolos que rigen cada uno de los diferentes eventos. Para estar en la lista de la mejor vestida o la más elegante… tenlos en cuenta y evitaremos fallos.
  • Haz zafarrancho de combate con tu fondo de armario, nunca se sabe que pueda haber por ahí escondido. Y si algo tiene la moda a favor es que siempre vuelve. Mezcla, combina, arriesga… ¡APUESTA!
  • Paséate por todas las tiendas, pero no vayas con el precedente de salir con el modelo ideal colgando de tu brazo en una bolsa, ve y descubre que hay, pruébatelo y verifica que sí y que no. Enfoca que, esa primera visita, es para tantear y aclarar.
  • Enlaza tu fondo de armario con el paseo por las tiendas. No te precipites.
  • Por último por hacerlo más importante… OBJETIVO, ir elegante y guapa, para ello debes sentirte cómoda y segura con aquello que hayas decidido lucir.

Los días empiezan por la mañana, así que vamos de bodorrio mañanero.

El básico para este evento es el vestido cóctel, su particularidad es que van a ras de rodilla, centímetro arriba – centímetro abajo, eso ya dependerá de la forma de tus piernas y de que seas más o menos alta.

Con unas fotos nos quedará más claro.

Puntualizando, lo que no te va… no te va, os pongo mi ejemplo favorito, los cotizadísimos palabra de honor que se repiten hasta en la sopa han extrapolado los límites de sus candidatas más acertadas, los llevan todas tengan la talla de pecho que tengan… ¡¡ERROR!!, aunque no lo parezca están altamente limitados ya que ese corte requiere e incluso me atrevo a decir que exige una talla de pecho concreta, numéricamente hablando diría 90/95, para ser etiquetados diseño e invitada como elegantes. Os dejo una prueba de ello con mi siempre acertada Amy Adams.

Con menos no tienes nada que lucir y lo único que consigues es apretar el pecho en un fallido intento de resaltarlo aparentando tener menos aún. Para prueba… ¿alguien me dice dónde guardó esta chica su delantera


Y más… pues… échenle imaginación, rozando lo vulgar. ¿Cuántos casos de éstos habéis presenciado? Pues mi más sincera insistencia al descarte de éste ya clásico escote, hay un sin fin de ellos que os harán quedar las primeras primerísimas en las listas de las más elegantes.


Este dos piezas me chifla, me enamoró al instante. Una combinación perfecta entre una falda tubo que denotan mucha elegancia y una espalda al aire decorada con un pronunciado escote V, que si elegante me parece lo primero esto ya… ni digamos. Es mi salida más efectiva y usada ya que soy de esas que no tienen "ná" que lucir por delante.

Estas faldas a las que llamo "corte ejecutivo" (ya sean de tubo o rectas) son muy acertadas para chicas bajas (tipo yo) y de piernas delgadas o finas (tipo yo también), estilizan y marcan tu figura destacando tu presencia. La blusa estampada es muy favorecedora para quienes tengan poco pecho y sean de busto no muy ancho, ya que no da sensación de exceso. Los siempre imprescindibles "taconazos", no te columpies si eres alta, por mucho que te gusten deberás renunciar a ciertos centímetros. Para lucir semejante escote en la espalda debes renunciar al escote delantero y casi por obligación, cederle todo el protagonismo… recoge tu pelo, ahora se llevan los falsos bob, un clásico como el de la foto nunca pasa de moda, pero si lo tuyo es un buen recogido alto a por ello, aunque para mi próxima boda he optado por un griego por la conexión con el diseño, los altos son los que más me favorecen y los que más uso, con esto intento reiterar el no ser esclava de la tendencia. La chica de la foto parece llevar colgante, por lo que deduzco que luce escote delantero en talla básica, es decir, redondo o V por encima del pecho. Yo te invito a que te decantes por los pendientes de largo medio o rozando el hombro.

Sin duda la primera en la lista. Espectacular. Me quedé maravillada cuando descubrí este dos piezas, no sé por qué… pero no es algo por lo que la gente se decante (por lo menos en mi entorno), lo típico es ir en busca del "vestido". Tanto en el modelo anterior como en éste puedes poner en práctica el zafarrancho de combate con tu armario y el paseo de tiendas. Volvemos a ver otra falda recta por encima de la rodilla, talle a la cintura y decorada con cinturón drapeado en forma de moña o lazo, en su justa medida. Blusa en tonos beis donde combina tejidos, un aparente raso o seda con encaje. Lo que más me gustó fue que lleva mangas. Hago hincapié en ello dado que muchas mujeres confunden un evento de semejante clase con una pasarela de barrio a ver quién enseña más. Si sólo vas pendiente de lucir cuerpo… mejor vete a la playa. Elegir mangas siempre te dará puntos de más ya que son elegantes por sí solas, ahora bien, pueden ser tu arma perfecta si tienes algo que esconder o brazos gruesos. Al no llevar escote alguno puedes lucir collar largo y melena al aire y como bien combina la modelo, una pamela espectacular cerrará tu estilismo con sobresaliente, para ello omite complementos excesivos como los pendientes citados anteriormente. La pamela lo dice todo.


Junto con las espaldas al aire mi otro gran favorito, unos hombros al descubierto "escote barco". Hay muchas formas de lucirlos, ajustados al cuerpo al filo de los hombros o a la mitad del brazo "hombros caídos" o con un doble escote como en la foto. Este diseño es holgado al completo realizado en tejido con cuerpo que permite ese acabado "abullonado", un fajín sencillo a la cintura que frunce la falda realzando dicho efecto. Este tipo de faldas son muy cómodas de llevar. Para estos escotes si es recomendable recogerse el pelo, ya que de lo contrario le restas protagonismo y precisamente es ahí donde está el distintivo del vestido. En esta ocasión vemos un tocado original y sencillo.

Otro acierto son las faldas de capa años 50, me gustan muy exageradas pero en proporción a tu figura reduce o amplia volumen. Favorecen mucho a las mujeres de espaldas anchas o forma de triángulo invertido, ya que el objetivo es ganar volumen para igualar ambos anchos. Descártala si eres de caderas anchas, no te conviene ganar volumen, elige las faldas acampanadas.

No olvides que en las bodas de día prevalece la sobriedad, no abuses de estampados, no excedas con los complementos.

Cae el día y tenemos boda de tarde, cambiamos radicalmente de registro aunque si te cansan los trajes largos puedes seguir apostando por un traje cóctel al que sí puedes darle otro enfoque. Si habéis observado no he hablado de drapeados, salvo el cinturón, al igual que no puedes llevar una pamela a una boda de tarde y que éstas acaparan todo escenario… lo mismo sucede con los drapeados, muy hermosos pero recargan, ahora sí es el momento.

Con unas fotos nos quedarán las ideas más claras.

Otro dos piezas del que resalto el largo de la falda que acaba en el tobillo, cediendo así protagonismo a los zapatos. Un ejemplo más de combinación sencilla, por lo que se deja ver en la foto la chica optó por una camiseta azul marina, escote barco con manga ¼ y detalles prominentes en horizontal. La falda sin excesos de ningún tipo, a la cintura, en tejido muy vaporoso. Pone el toque de color en fucsia para la cartera de mano y sandalias "preciosísimas" y en verde agua para el esmalte de uñas, ¡¡CONTRASTA!! Un peinado de diario que puede dar el toque más ideal a un evento sofisticado, la siempre clásica cola de caballo. Quedo convencida de que ella no se ha gastado una fortuna, quien no tiene una falda larga… y una camiseta sencilla y monérrima…??


Están muy de moda los cortes griego-romanos, estilizados y cómodos. Mi elección para la boda de este verano. Luce un cuello halter con drapeado plisado en el cuerpo y una discreta abertura en vertical. Corte a la cintura que ciñe una lazada del mismo tejido, falda vaporosa a ras de suelo. El estampado ya acapara, se discreta con los complementos y a lo que peluquería se refiere… un peinado de la misma época y perfecta para la ocasión. Zapatos y cartera de un solo color, deben distinguirse lo uno de lo otro. Nada de colgantes ni collares, cede el protagonismo a los pendientes.


Ahora están arrasando, se dejan ver en múltiples eventos como el diseño más original y cierto es. Aquí tenéis mi segunda elección para la siguiente boda. Para la parte superior tienes para elegir entre ajustados y holgados como es este modelo, pero el pantalón que siempre sea de pierna ancha o palazo. Puedes permitirte jugar con los tejidos, vaporosos o con cuerpo para un total look o combinado. Es una idea con muchas opciones, marca la cintura o la cadera, y porque no… hazte con uno de corte imperio es decir, ajustado bajo el pecho. Tienes el éxito en tu mano ya que pese a estar ganando terreno aún rivaliza con los siempre deseados vestidos de tiros largos.

Otros detalles, maquillajes, soy fiel al menos es más y siendo mi debilidad unos labios rojos u ojos en tonos azules… según lo que corresponda el resto suave y discreto, es preferible que se acerquen para saber si llevas coloretes o el color de labios a que de lejos lo anden comentado. Para el día puedes llevar guantes, complemento poco visto seguro que serás de las más observadas. Bolsos, siempre cartera de mano, no puedo decirte nada más porque ellas se lo dicen todo, elegancia extrema. El calzado, teniendo algunos de plataforma, me siguen pareciendo mil veces más elegantes unos stilettos o sandalias, si tus favoritos llevan suplementos cuida el alto, recuerda que por muy cuidado que esté tu estilismo, los andares… son la prueba final.

Boda religiosa, cúbrete los hombros y cuida los escotes, que aunque no lo he mencionado y si he resaltado la belleza de ellos por la espalda… no estás en una fiesta cualquiera, tanto peca el exceso por delante que por detrás. Si tu vestido lleva aberturas inferiores procura que ésta no te llegue a la cintura, reitero, es un evento formal y serio.

En mi asesoramiento, descarta los colores blancos, negros y los que pueda llevar una novia, sí, el beis, camel, rosa palo… siempre van con todo, pero no sabes si pueda elegirlo ella.

Y para cerrar estas ideas RECUERDA QUE QUIERES SER LA MÁS ELEGANTE PERO ¡¡NO ERES TÚ LA PROTAGONISTA!!

Espero os haya gustado y sobre todo ayudado...

Mil besos y mil gracias!

Jen Rober

www.jenniferober.com

Twitter - @NeniRober / Instagram - jen_tituchi / Pinterest - jenroberjen


Escribir Comentario



Aviso Legal / Condiciones Generales / Política de Privacidad       miestilista @2015

website security

Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +