Deja que tu luz brille

BLOG


Lifting japonés

05 Jun / Deja tu comentario 0

Lifting japonés

LIFTING JAPONÉS, ARQUITECTURA FACIAL Y CORPORAL

Tratamiento natural y seguro que repara y previene la flacidez de la piel, sin cirugía, sin dolor, con resultados increíbles... todo esto y más es lo que nos ofrece esta nueva revolución en tratamientos estéticos.

La piel joven es rica en colágeno, pero a medida que envejecemos la cantidad disminuye en el organismo. Las líneas de expresión y las arrugas empiezan a aparecer. El volumen facial se contrae y toda la armonía del rostro cambia.

El lifting japonés, también conocido como "hilos mágicos tensores" es una innovadora técnica, patentada e indicada para el rejuvenecimiento del rostro y del cuerpo. Previene, repara y mejora la flacidez gravitacional y el descolgamiento de la piel, de forma sencilla y segura, sin cirugía, retrasando durante años el envejecimiento y el lifting quirúrgico.

Con los nuevos hilos tensores llega una nueva ingeniería facial y corporal, un salto cualitativo frente a tratamientos anteriores. Es idóneo para personas mayores de 35 años, que presentan ya los primeros signos de flacidez y también para aquellas personas de mayor edad, con una menor capacidad para regenerar los tejidos de soporte de la piel.

Antes de poner los hilos, se realiza un dibujo en la zona a tratar; es decir, un mapa que sirve de guía para colocarlos. Este material consigue devolver la firmeza de los tejidos. Utiliza finos hilos de sutura reabsorbibles de polidioxanona, un material seguro que estimula la producción de colágeno. Estos hilos son transportados por estas finas agujas "guías" indoloras, de aplicación sencilla y rápida, mediante técnica ambulatoria, que evita la exclusión laboral y social. Se trata de tejer una especie de malla, un entramado de hilos cruzados, que sujete el tejido facial o corporal.

En el caso de la cara se puede realizar en 30 minutos y algo más en otras partes del cuerpo. Además, no suele doler, depende del umbral de dolor de cada persona, pero es una molestia soportable y además no requiere anestesia, ni suturas.

El efecto tensor es inmediato, pero los resultados definitivos se aprecian veinte días después y perduran más o menos un año y medio, dependiendo del estado de la piel. Este método de rejuvenecimiento es compatible con otros tratamientos como la toxina botulínica, la mesoterapia con vitaminas, el láser o las infiltraciones de plasma rico en factores de crecimiento.

Con los hilos japoneses se consigue tratar tanto zonas faciales como corporales. En la zona facial se consigue elevar las mejillas, recuperar el óvalo facial, mejorar los surcos nasogenianos, borrar las líneas de marioneta o también llamadas arrugas peribucales, camuflar las arrugas del contorno de los ojos y del código de barras, así como elevar las cejas, mejorar el doble mentón, reafirmar el cuello y el escote. Y en la zona corporal ayuda a mejorar y prevenir la flacidez del interior de los brazos, los muslos, las rodillas, los glúteos, las mamas e incluso el abdomen.


El tratamiento está contraindicado en mujeres embarazadas y pacientes con infecciones activas, tales como herpes, impétigo y erisipela o que estén bajo tratamiento médico con anti- inflamatorios, aspirina o anti-coagulantes, así como pacientes inmunosuprimidos o con tratamientos inmunosupresores.

Al tratarse de un tratamiento de carácter clínico, solamente lo pueden realizar médicos debidamente formados y en centros hospitalarios y clínicas médicas homologadas sanitariamente.

Paula Delgado



Escribir Comentario



Aviso Legal / Condiciones Generales / Política de Privacidad       miestilista @2015

website security

Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +